Lista de cámaras con GPS incorporado y algunos consejos sobre etiquetado geográfico

Geotagging es el proceso de añadir coordenadas geográficas a una fotografía.  Las geoetiquetas proporcionan información importante que permite localizar una imagen en el globo terráqueo. Los fotógrafos de paisajes y de viajes consideran que esta información es especialmente útil para navegar de vuelta a un lugar o para proporcionar detalles sobre dónde se capturó una foto.

Hay algunos métodos que los fotógrafos pueden utilizar para geoetiquetar las imágenes, el menos de los cuales incluye el uso de una función dentro de la cámara.  Afortunadamente, a pesar de que los fabricantes generalmente parecen haber descuidado la inclusión de una función de geoetiquetado en sus cuerpos de cámara, existen otros métodos que los fotógrafos pueden utilizar para recopilar esta información.

Este artículo profundizará en cómo funciona el geoetiquetado, qué cuerpos de cámara actualmente en el mercado incluyen funciones de geoetiquetado dentro de la cámara o externas, y métodos alternativos para adjuntar información de ubicación a las imágenes si su cámara no tiene estas funciones.

 

Herramientas del comercio GPS (bueno…además de la cámara, que no tiene GPS incorporado).

Cómo funciona el etiquetado geográfico

Tal vez un título más apropiado debería ser “Cómo debería funcionar el etiquetado geográfico “, ya que es una característica tan infrautilizada (o ignorada).  Hay por lo menos 24 satélites del Sistema de Posicionamiento Global (GPS) orbitando la Tierra, cada uno de los cuales transmite una señal única.  Los receptores GPS, como los que se encuentran en determinados cuerpos de cámara, utilizan la información de varios de los satélites para calcular la ubicación de un usuario.  Algunas cámaras sin chip GPS interno tienen la opción de conectar un módulo externo para recibir la información de coordenadas GPS.  Los datos obtenidos son típicamente de latitud y longitud, lo que proporciona información de localización bastante precisa (por lo general, al menos dentro de los 10 metros).

La información GPS capturada por una cámara se almacena en el formato de archivo de imagen intercambiable (EXIF) para una imagen.  Ese es el mismo lugar donde se encuentra la velocidad de obturación, la apertura, la ISO y toneladas de otra información.  Después de importar una imagen a un ordenador, la información GPS se puede utilizar para señalar la ubicación de la imagen en un mapa.  Esto puede ser muy útil para llevar un registro de dónde ha estado y para navegar de vuelta a un lugar en el futuro.

Cámaras con GPS incorporado

Con todos los avances tecnológicos de hoy en día, uno pensaría que todas las cámaras modernas tendrían una función GPS incorporada.  Lamentablemente, eso está muy lejos de la realidad.  Aunque los teléfonos que la mayoría de nosotros llevamos en nuestros bolsillos todos los días tienen la capacidad de identificar dónde estamos en la Tierra, la mayoría de las cámaras todavía no tienen esta función.  Eso parece extraño.  Si un teléfono relativamente pequeño puede tener capacidades GPS incorporadas, seguramente la característica podría caber fácilmente en las cajas electrónicas de creación de imágenes que nos colgamos del cuello o sobre el hombro.

Alguna forma de cámaras con GPS ha existido desde principios hasta mediados de la década de 2000.  Ricoh lanzó una cámara con GPS a principios de 2005.  El Pro G3 de alta resolución tenía un sensor de imagen de 3,34 megapíxeles y se vendió por 1.149 dólares con el complemento GPS.  La cámara y la tecnología GPS han mejorado mucho desde entonces; sin embargo, el matrimonio de ambos ha sido limitado en su aplicación.

El excelente sitio web de Digital Photography Review fue utilizado para investigar qué cámaras tienen funcionalidad GPS.  En la página principal, en la pestaña “Cámaras”, la tercera opción es “Búsqueda de funciones de cámara”.  Usando esta herramienta, puede filtrar por tipo de cámara y característica para determinar qué cámaras tienen la característica seleccionada.  Este artículo se centrará principalmente en las cámaras con lentes intercambiables (DSLR y sin espejo).  De las 366 cámaras listadas en estas categorías, sólo 15 tienen una función GPS incorporada.  Eso es un miserable 4,1%.  Las cámaras, así como su MSRP, se enumeran en la siguiente tabla.

 

Cámara ModelMSRP (sólo cuerpo)Canon EOS 5D Mark IV$3,499Canon EOS 6D$1,699Canon EOS 7D Mark II$1,799Canon EOS 1DX Mark II$5,999Hasselblad X1D$8,995Leica SL$7,450Nikon 1 AW1$799.95Nikon D5300$599.95Pentax K-1$1,800Pentax K-3 II$1,099Samsung Galaxy NX$1,599.99Sony Alpha a99$2,800Sony SLT-A55$750*Sony SLT-A65$999*Sony SLT-A77$1,399*incluye lente de 18-55mm kit

 

Cámaras habilitadas para GPS

Sólo porque una cámara no tenga GPS incorporado en el cuerpo no significa que el GPS no sea una opción.  Algunos fabricantes de cámaras producen cámaras con GPS, que requieren un módulo externo para grabar la información de ubicación de las imágenes.  Estos dispositivos suelen ser inalámbricos y se conectan directamente a un puerto en el lateral del cuerpo de la cámara, o bien consisten en un módulo que se conecta a la herradura y se conecta a la cámara mediante un cable corto.  Los receptores Canon GP-E2 y Nikon GP-1A son dos opciones populares que funcionan con la mayoría de las modernas cámaras Canon y Nikon DSLR.  Ambos receptores se conectan a la herradura de la cámara.  La versión Canon funciona con una sola pila AA, mientras que la versión Nikon se conecta a la cámara mediante un cable.  Ambos están en el rango de $250.

Ampliar la búsqueda de funciones GPS para incluir cámaras que tengan opciones de GPS externas del fabricante aumenta el número a 95 de las 366 cámaras. Eso es sólo alrededor del 26% de las cámaras con lentes intercambiables que tienen algún tipo de funcionalidad GPS disponible.  La primera cámara de la lista es la Nikon D200, anunciada a finales de 2005.  Sólo 23 de las cámaras enumeradas se introdujeron en 2015 o más tarde. En la tabla siguiente se enumeran todas las cámaras con lentes intercambiables introducidas en 2015 o después con capacidades GPS externas.

 

Modelo de cámara (2015 o más reciente)MSRPPentax K-S2$799*Nikon D810A$3,799Nikon D7200$1,199Leica M Monochrom$7,450Fujifilm X-T10$799Fujifilm X-T1 IR$1,699Leica M$5,195Nikon D5$6,499Nikon D500$2,000Pentax K-70$649Leica TL$1,695Nikon D5600$700Leica M10$6,595Fujifilm X-T20$899Pentax KP$1,099Canon EOS Rebel T7i$749Canon EOS 77D$899*incluye lente de kit

 

El desglose de la lista de cámaras por fabricante muestra que Canon y Pentax tienen cada uno 15 modelos con opciones GPS incorporadas o externas.  Nikon es el gran ganador con 33 cámaras (casi todas sus DSLR) con funcionalidad GPS.  Mientras que Nikon y Pentax sólo tienen dos modelos de cámara con GPS incorporado, Canon tiene cuatro.  Notablemente faltan en la lista todos los cuerpos de cámara sin espejo de Sony.

 

Otras alternativas

Se ha establecido que la mayoría de las cámaras de hoy en día no tienen una función GPS incorporada.  Existen otras formas de geoetiquetar imágenes y recopilar información de localización que pueden utilizarse posteriormente.  Hemos hablado sobre el uso de receptores GPS externos, y veremos ese método con más detalle a continuación.  Otra opción es utilizar una unidad GPS de mano o una aplicación en su smartphone para grabar un registro y sincronizar fotos en Lightroom u otro software.  Por último, si ninguna de las otras opciones funciona para usted, las imágenes se pueden colocar manualmente en un mapa en el ordenador.  Cada una de estas opciones se explora con más detalle en las siguientes secciones.

Receptor GPS externo

Como ya se ha comentado, algunos fabricantes de cámaras ofrecen receptores GPS que funcionan de forma inalámbrica o se conectan a la cámara mediante un cable.  Las versiones Canon y Nikon ya han sido mencionadas, pero Pentax también tiene la unidad O-GPS1 montada en zapatillas.  La unidad Pentax no sólo realiza tareas de geoetiquetado, sino que en algunos modelos de cámaras, la función “astrotracer” utiliza datos GPS para rastrear objetos celestes y permite largas exposiciones (hasta 5 minutos) mientras mantiene las estrellas afiladas.  ¡Eso es una locura!  Pentax siempre parece estar a la vanguardia de la tecnología. Con suerte, los otros fabricantes están tomando notas.

Además de los modelos de marca del fabricante, hay muchos receptores GPS de terceros.  Las dos marcas que más prevalecen en mi búsqueda en Amazon fueron Marrex y Solmeta.  Otra opción para las cámaras DSLR Nikon es Aokatec.  Se fabrican en China y son una fracción del costo de las unidades de la marca Nikon.  Un buen amigo informó haber obtenido muy buenos resultados utilizando el Aokatec AK-G750 en un reciente viaje a Londres.

Muchos de los receptores GPS externos funcionan con pilas AA, lo que significa que no agotan la batería de la cámara.  Esto significa que usted necesitará llevar algunos AAs adicionales en la bolsa, pero eso no debería ser un problema, ya que la mayoría de los otros accesorios llevan las mismas baterías del mismo tamaño. Brian Pex escribió un excelente artículo comparando baterías AA para unidades de flash.  Las mejores baterías para flashes también pueden ser las mejores para los receptores GPS.

Si usted está en el mercado de un receptor GPS de terceros, asegúrese de hacer su investigación.  Algunas de estas unidades reciben buenas críticas y otras no tanto.  Compruebe lo que otros están diciendo antes de hacer una compra.

GPS portátil

Si tiene una unidad GPS portátil o portátil, se puede utilizar para rastrear sus movimientos y las fotos tomadas a lo largo de la pista se pueden sincronizar en el software de la computadora.  Lo importante es que pueda guardar los datos de las coordenadas en un formato de archivo.gpx.  El procedimiento para usar este método es muy sencillo.  Lo primero que hay que hacer es asegurarse de que la hora de la cámara está sincronizada con la hora de la unidad GPS.  Esto es muy importante, ya que colocar las fotos en el lugar correcto del mapa dependerá de la hora en que fueron tomadas.  Una vez que esto se haya logrado, asegúrese de que la señal ha sido adquirida, inicie el rastreo GPS, y siga su camino.

Mientras esté de excursión o en el photowalk, dispare con normalidad.  La unidad GPS se puede esconder en el bolsillo de una mochila o de una chaqueta.  Mientras tenga batería y mantenga una señal fuerte, este método debería funcionar con bastante precisión.

Cuando regrese a casa, tendrá que descargar el tracklog desde el dispositivo GPS.  Esto se puede hacer al mismo tiempo que se descargan las imágenes de la tarjeta de memoria. Aquí es donde la magia del geoetiquetado realmente ocurre.  Existen otros programas de software que pueden utilizarse para ello, pero este artículo se centrará en el uso de Adobe Lightroom.  Con sus imágenes importadas en Lightroom, navegue hasta el módulo de mapas haciendo clic en “Mapa” en la parte superior derecha de la interfaz.  Si no ve la opción Mapa, puede revelarse haciendo clic con el botón derecho en cualquier parte del lado derecho de la cinta superior y seleccionándola allí.

En Lightroom, puede cargar el archivo.gpx creado por el GPS.  En primer lugar, haga clic en el icono de una pequeña línea ondulada justo debajo de la ventana del mapa y encima de la tira de película.  Cuando pasas el ratón por encima, aparece la sugerencia GPS Tracklogs .

 

 

En el menú desplegable, haga clic en Cargar Tracklog… y navegue hasta el archivo.gpx guardado.  Después de seleccionar el archivo y hacer clic en Abrir, verá la pista que aparece en el mapa.

 

 

A continuación, seleccione todas las imágenes asociadas a la pista.  En la tira de película debajo de la ventana del mapa, haga clic en la primera imagen de la secuencia y, a continuación, Mayúsculas + clic en la última imagen para seleccionarlas todas.  A continuación, haga clic en el icono Cargar Tracklogs de nuevo y seleccione la opción Fotos de etiquetas automáticas .  Todas las imágenes se colocarán automáticamente en el mapa a lo largo de la pista en función del momento de la captura.  Esto funciona muy bien, pero puede haber ocasiones en las que la ubicación de una imagen puede estar un poco fuera de lugar.  Si ese es el caso, puede hacer clic y arrastrar la imagen a otra ubicación a lo largo de la pista para volver a posicionarla.

 

Uso del teléfono

El uso de un teléfono inteligente es similar al uso de una unidad GPS de mano.  Hay una variedad de aplicaciones iOS y Android que se pueden utilizar para generar un tracklog y un archivo.gpx.  Esta es una opción excelente y económica si no tiene un dispositivo GPS.  Además, ya tienes tu teléfono contigo todo el tiempo.

Dos aplicaciones que he probado hasta ahora son Motion-X GPS y Geotag Photos Pro.  Motion-X GPS es una aplicación sólo para iOS, pero creo que Geotag Photos Pro está disponible para iOS y Android.  Con cualquiera de estas aplicaciones, puedes usar tu teléfono para seguir tu caminata y crear un archivo.gpx.  Al igual que con el GPS de mano, es importante sincronizar la hora de la cámara con el teléfono.  Una vez que esto se haya logrado, simplemente inicie la pista y comience a tomar fotografías.

Una de las buenas características de estas aplicaciones es que no tienes que conectar el teléfono a un ordenador para descargar el tracklog.  La aplicación Motion-X GPS puede configurarse para compartir el tracklog contigo mismo a través del correo electrónico.  Geotag Photos Pro puede configurarse para compartir el tracklog con su cuenta de Dropbox, iCloud o Google Drive.

Al final de la excursión, comparta el tracklog con su correo electrónico o cuenta basada en la nube e importe las imágenes tomadas en Lightroom.  A partir de ahí, el proceso de geoetiquetado de las imágenes es el mismo que el del GPS portátil.

 

Uso del teléfono, Parte 2

Como dicen, “hay más de una manera de despellejar a un gato”.  Las fotos que se capturan con la cámara también se pueden etiquetar geográficamente si se toma una foto con la aplicación de cámara de su smartphone.  Esto funciona bien si usted va a estar en un área por un período de tiempo prolongado.  Por ejemplo, mientras estábamos en el Retiro de Mejorar la Fotografía en Phoenix el mes pasado, fuimos al Parque Estatal Lost Dutchman para una sesión de fotos al atardecer una noche.  Después de instalar la cámara y el trípode, generalmente me quedé en la misma área todo el tiempo.  No tenía un GPS y no estaba ejecutando una aplicación de GPS en mi teléfono.  Sin embargo, usé mi teléfono para tomar unas cuantas fotos mientras estaba ahí fuera.

Ahora que estoy de vuelta en casa y todas las fotos del viaje están en mi catálogo de Lightroom, puedo geoetiquetar las imágenes de esa noche en Lost Dutchman.  Todo lo que tengo que hacer es importar una de las fotos de mi teléfono a Lightroom y pasar al módulo de mapas.  Desde que la foto fue tomada con mi teléfono, ya hay coordenadas GPS incrustadas en los metadatos y la imagen se colocará directamente en la ubicación exacta del mapa.  Ahora todo lo que tengo que hacer es seleccionar todas las demás fotos tomadas en esa ubicación y arrastrarlas y soltarlas en el mapa en el mismo lugar que la foto del teléfono.  Voila, todas esas imágenes están ahora geoetiquetadas.

Además, cada vez que se mude a una nueva ubicación, sólo tiene que tomar un rápido chasquido con su teléfono.  No tiene que ser una obra de arte; sólo una forma de documentar dónde estás.  Todas las fotos “buenas” que se toman con la cámara desde esa zona se pueden geoetiquetar.

 

Esta imagen tomada con mi teléfono tiene coordenadas de latitud y longitud, elevación e incluso la dirección a la que estaba mirando cuando tomé la foto.

 

Geotagging manualmente

Por último, si no tiene un GPS o un teléfono, u olvida grabar sus huellas en una caminata, las imágenes se pueden dejar caer manualmente en el mapa.  Esto puede no ser tan preciso como el uso de un GPS, pero puede hacer que sus imágenes lleguen al estadio de béisbol.  Básicamente, se trata de seleccionar una imagen en Lightroom, ir al módulo de mapas, encontrar la ubicación aproximada de la imagen y colocarla en el mapa.

Por ejemplo, sé que capturé algunas imágenes en Monument Rocks de camino a Phoenix.  No estaba usando un GPS o mi teléfono para registrar datos de coordenadas.  Sin embargo, puedo navegar hasta la ubicación aproximada y dejar esas fotos en el mapa. Es un método rudimentario de geoetiquetado, pero puede ser útil de aquí a 5 o 10 años echar un vistazo al mapa para ver dónde he estado filmando.

 

¿Cuál es el mejor método?

Esa es una pregunta difícil de responder, y las opiniones ciertamente variarán.  Algunas personas prefieren no geoetiquetar y potencialmente añadir más complejidad a su fotografía.  Admito que aún no me he convencido del todo, pero me doy cuenta de que podría ser beneficioso.  El pasado octubre viajé a la ciudad de Nueva York e hice una tonelada de caminatas y disparos.  Después de cubrir más de 60 millas de calles y aceras, y fotografiar sujetos al azar alrededor de la ciudad, no hay manera de que pueda recordar dónde fueron capturadas todas esas imágenes.

Echemos un vistazo a algunos de los pros y contras de cada uno de los métodos de geoetiquetado que aparecen a continuación.  Entonces puedes llegar a tus propias conclusiones.

GPS integrado

Pros: 

  • Relativamente fácil de usar; basta con encenderlo y listo.
  • No se necesitan pasos adicionales para etiquetar fotos.  La información GPS se incluye automáticamente en los datos EXIF de la imagen.

Contras:

  • La adquisición de señal podría ser un problema a menos que la función GPS se deje encendida durante toda la toma.
  • Dejar el GPS encendido todo el tiempo reducirá la duración de la batería de la cámara.

Receptor GPS externo

Pros: 

  • Al igual que el GPS incorporado, las coordenadas se registran en los datos EXIF de la imagen.
  • No se necesitan pasos adicionales para etiquetar fotos.
  • Algunos funcionan con una batería AA separada en lugar de la batería de la cámara.

Contras:

  • Las unidades pueden ser caras, especialmente para los modelos de marca.
  • Esta es otra pieza de equipo de la que preocuparse.  Primero, tienes que recordarlo; recuerda revisar la batería (si usa una batería separada); luego recuerda encenderla.  Algunos de estos llevan pilas AA por separado, así que planee llevarlas consigo por si acaso.  Si se agota la batería de la cámara, entonces la duración de la batería se reducirá.

GPS portátil

Pros: 

  • Dispositivo independiente que no agota la batería de la cámara.
  • Normalmente bastante preciso.
  • Puede ser útil para salir de situaciones difíciles.

Contras:

  • Otro dispositivo que tienes que llevar contigo.
  • Necesita asegurarse de que las baterías estén cargadas y de que lleven extras.
  • Pasos adicionales para importar el tracklog y etiquetar fotos.

Teléfonos inteligentes

Pros:

  • De todos modos, normalmente siempre lo tienes contigo.
  • Solución económica.
  • Dispositivo independiente que no utiliza la batería de la cámara.
  • Las aplicaciones GPS funcionan incluso sin señal celular.

Contras:

  • Usa la batería del teléfono, lo que podría ser un problema si necesita usar el teléfono.
  • Pasos adicionales para importar fotos de tracklog y etiquetas.

Geotagging manual

Pros:

  • Sin necesidad de llevar un dispositivo GPS adicional.
  • Sin coste adicional.

Contras:

  • Puede tomar más tiempo encontrar ubicaciones aproximadas en el mapa.
  • Generalmente no es tan preciso como el uso del GPS.
  • Más propenso a errores.

Palabra final

En un mundo donde la tecnología avanza a la velocidad de la luz, es difícil creer que todas las cámaras no tengan GPS incorporado.  No parece que se trate del costo.  La tabla de arriba muestra cámaras con GPS con precios que van desde menos de $600 hasta casi $9,000.  Los smartphones que usamos a diario tienen GPS, así que seguramente puede caber en una cámara.  Tal vez haya razones legítimas para que no se encuentre en todas las cámaras.  A pesar de todo, tendría que creer que a medida que mejoren las tecnologías GPS y de cámaras, el GPS será finalmente una característica estándar.  Geotagging imágenes sin duda tiene mucho valor, así que esperemos que se den cuenta de esto más pronto que tarde.

Deja un comentario